El Underdog y el Rebelde

El Underdog es alguien que tiene muy pocas probabilidades de triunfar. No existe una traducción literal al castellano ya que la mayoría de los diccionarios lo definen como un "perdedor" y eso no es cierto.

Sylvester Stallone -quien escribió, dirigió y actuó en la película Rocky- se la debe al drama ficticio del boxeador Rocky Balboa. Casi ninguna película aguanta cinco secuelas, pero Rocky se encargó de capturar la imaginación de toda una generación y de llenar de fama y dinero a Stallone. ¿Por qué tuvo tanto éxito? En esencia, porque trata de la lucha de un Underdog y su eventual triunfo.

El Underdog es alguien que tiene muy pocas probabilidades de triunfar. No existe una traducción literal al castellano ya que la mayoría de los diccionarios lo definen como un "perdedor" y eso no es cierto. Un Underdog es el que se espera que no triunfe, que está en desventaja obvia porque no tiene el nivel de su contrincante y, en la mayoría de los casos, tampoco tiene su arrogancia.

 

 

 

Rocky es la historia de un héroe que no "pinta", de uno que anda perdido por el mundo, que vive en un barrio pobre, sin dinero, sin ilusiones. Lo único que tiene, agregándole al ingrediente romántico, es una mujer sencilla que lo adora y lo apoya.

Pero un día llega un evento sincrónico, inesperado, mágico, que le cambia su trayectoria de vida. En este nuevo reto el héroe accidental saca fuerzas y cualidades desconocidas, incluso para él mismo.

Y triunfa.

Y con él triunfamos todos los que nos sentimos Underdogs. Todos los que en algún momento, en algunas circunstancias, en diferentes intensidades nos hemos sentido inadecuados, deficientes y diferentes. El triunfo de Rocky es un triunfo para el "resto de nosotros".

Otro Underdog memorable de la cultura pop es la Venganza de los Nerds. Trata de la historia de un grupo de nerds que son repetidamente humillados por miembros atléticos y cool del equipo de futbol americano. Pero a través de esquemas novelescos y de planeación recuperan su dignidad, se hacen populares y terminan con las muchachas bonitas. Es inevitable pensar en la versión real de esta trama que necesariamente evoca a Bill Gates, nombrado en varias ocasiones como el hombre más rico del mundo.

En un ámbito de negocios otro Underdog es la bebida Big Cola, que tiene una clara propuesta de valor: precios más bajos que los de las marcas dominantes. Es la historia de una familia peruana que le está causando pesadillas a Coca-Cola y a Pepsi-Cola en varios mercados de América Latina. Se trata de la marca Kola Real, surgida en Ayacucho, Perú, hace unos 16 años. Específicamente en Perú la marca, que algunas llaman tercermundista, le gana a Pepsi en participación de mercado y amenaza el dominio de Coca-Cola. En agua purificada el grupo peruano ocupa el primer lugar desde hace varios años.

"Los peruanos podemos tener éxito", dice un editorial, "le podemos ganar a las multinacionales, a los extranjeros, al primer mundo".

Y los guatemaltecos también. Pollo Campero es motivo de orgullo nacional. Esta cadena de pollos ha rebasado las fronteras de los países latinoamericanos y ya abrió sus puertas en Estados Unidos, el lugar más competido del mundo. También van por Asia: su presidente, Juan José Gutiérrez, afirma que buscará establecer 500 restaurantes en los próximos 5 años en las ciudades de Shangai, Beijing y Wuhan.

Más Underdogs: Tiger Woods, que, por su raza, no lo dejaban entrar a algunos campos de golf; Hugo Sánchez, líder de goleo y campeón del futbol europeo; Lance Armstrong, que venció con creces a su cáncer; Nelson Mandela, que tras 27 años en prisión se convirtió en Presidente; Andrés Bermúdez, alias "el Rey del Tomate", inmigrante ilegal que conquistó el sueño americano, se hizo millonario y regresó a su pueblo en Zacatecas; Steven Jobs, hijo adoptivo, no quiso estudiar la universidad, venció al cáncer; Linus Torvalds, un apacible escandinavo que se convirtió en ícono por su sistema abierto -Linux- que compite con Microsoft. Los underdogs favoritos del momento a nivel país: China y la India.

Otros Underdogs en sus inicios que se convirtieron en Topdogs: Wal Mart, CNN y Federal Express.

Íntimamente ligados a los Underdogs están los rebeldes con su espíritu de atrevimiento, de anti-establishment, que portan en la frente un "me vale". Y nos fascinamos con los rebeldes e incluso los llevamos a nivel mito porque libran una batalla personal que intenta resolver las tensiones entre la ideología predominante de la sociedad y su vida propia, que acabamos por hacer nuestra.

Los rebeldes sirven como ejemplo de autenticidad, son originales no copias, y en general proveen un respiro catártico a la humanidad y la influencian.

Son cautivantes las historias de éxito del que "viene desde abajo", del que lucha contra todo y contra todos para salir victorioso sin perderse a sí mismo en el proceso.

No hay ganador más grande que el Underdog, de ése que nadie espera que lo sea.

Minuto a minuto

Horacio Marchand

RT @ClaudioXGG: Convencido de que Méx.no merece a su clase gobernante. Solución: traerle la rienda corta manteniendo el espíritu cívico de…

by Horacio Marchand